“El que vive en armonía consigo mismo vive en armonía con el universo.” Marco Aurelio.

¿Qué puedes hacer para manejar la sobrecarga de estrés, o mejor aún, eliminarla? El mejor método para hacerle frente al estrés es aprender a manejar el estrés que acompaña cualquier reto; ya sea bueno o malo. El arte de manejar el estrés se va perfeccionando si se usa con regularidad, no solamente cuando se está bajo presión. Saber cómo eliminar el estrés y hacerlo durante situaciones calmadas puede ayudarte a pasar por circunstancias difíciles que puedan surgir. A continuación te indico varias sugerencias útiles que ayudan a controlar el estrés:

  • Planifícate

No dejes que la improvisación ni la acumulación de tareas te desborde. Cuando tienes muchas cosas que hacer y poco tiempo o lo dejas para el último día, la situación te suele desbordar y comienza la ansiedad, los nervios y el estrés. Planificando tus acciones y tomando el tiempo necesario para realizarlas te hará sentir más seguro, productivo y tranquilo. Gestionando tu tiempo adecuadamente gestionas tu vida con más plenitud.

  • Dedícale tiempo a tu mente

La meditación es uno de los medios más efectivos para centrarnos y mirar al estrés desde una perspectiva diferente. Por tanto, practicar algún tipo de meditación nos ayudará a concentrarnos mejor al mismo tiempo que mejora nuestra salud de cara al estrés.

  • Cuida tus pensamientos

¿Está tu copa medio llena o medio vacía? Relativiza. Observa las situaciones desde diferentes perspectivas y contempla la situación en su justa medida.

Si la situación tiene solución ¿para qué te preocupas? Y si no la tiene ¿para qué te preocupas?

  • Gestiona tus emociones

Toma conciencia de tus emociones y aprende a encauzarlas correctamente. Son pasajeras y puedes domesticarlas.

  • Come saludablemente

Una alimentación que ayude a combatir el estrés consiste, simplemente, en una dieta sana y equilibrada en la que se seleccionan los alimentos adecuados. Lo primero que has de considerar es que no deben faltar antioxidantes y para ello, es fundamental incluir vitamina A, C y E en la alimentación habitual. Los antioxidantes reducirán el efecto negativo del estrés en nuestro cuerpo y nos ayudaran a sentirnos mejor. También hay algunos alimentos que tienen un efecto relajante en el organismo y pueden ayudarnos a reducir el estrés. Ayudan a tener efecto calmante el chocolate negro, la nuez, el plátano y la leche.

  • Date un paseo

Investigaciones científicas han demostrado que realizar ejercicio moderado (como, por ejemplo, dar un paseo) estimula la memoria, la energía del cerebro y genera bienestar.

  • Libérate hablando

Algunas veces, necesitas hablar con alguien y, otras, necesitas gritar y liberarte de toda la presión que llevas dentro. ¡Descubre lo que necesitas y libérate! Hablar con un amigo o familiar puede ayudarte a ver las cosas de otra manera y a obtener el extra de energía que necesitas para superar el estrés.

  • Practica el sentido del humor

El sentido del humor es la mejor herramienta para desdramatizar las situaciones. No te tomes demasiado en serio y aprende a reírte de ti mismo.

Finalmente, date cuenta que una actitud armónica es importante a la hora de considerar las situaciones estresantes, pues están presentes en nuestra vida cotidiana y evadirlas, negarlas o reprimirlas no es el camino para solucionarlo. Aprende a convivir con el estrés.

Somos lo que hacemos día a día. ¿Te animas?